Amor después del amor

Derek Walcott – Poema original

Llegará el día
en que, con júbilo,
te darás la bienvenida a ti mismx
ante tu propia puerta, frente a tu propio espejo,
y os dibujaréis mutuamente una sonrisa

y diréis: siéntate aquí. Come.
Amarás de nuevo al extrañx que eras tú mismx.
Dale vino. Dale pan. Devuélvele tu corazón
al extrañx que te ha amado

toda tu vida, a quien olvidaste
por otrx, quien te conoce de memoria.
Baja las cartas de amor de la estantería,

las fotografías, las notas desesperadas,
toma tu imagen del espejo.
Siéntate al banquete de tu propia vida.