Razones para despertarte

Paige Lewis

Decirte que el ampelis americano invernal
es capaz de entrar por el agujero, cada vez más grande,

de tu tejado. Que las estrellas están fijas esta noche,
como si no tuvieran ganas de moverse y coger frío. Que las flores

son letales aquí y las abejas, ansiosas de néctar,
liban envoltorios de caramelo, que su miel ahora es azul

y espesa e inútil. Que los códigos de barras se utilizan
para ocultar los golpes de la fruta. Que la respuesta a

que el Señor esté contigo ha cambiado para que podamos
ignorar el cuerpo. Necesito hablarte de

las criaturas que son arrastradas desde el fondo de los valles oceánicos
a la superficie, donde sus órganos estallan, incapaces

de soportar el peso del aire. De lo que es acercarse mucho
a la superficie sin llegar a emerger. De encontrar la luz

a través del dolor de un cuerpo herido. ¿Puedo decirte
cómo lo siento? Cómo siento el suave, dulce y sedoso olor a pino

de la oscuridad. ¿Puedo despertarte para decirte que cuando era
pequeña, creía que la luna salía de día sólo para mí?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s