Podrías dormir

Paul Éluard

Ese día, al mediodía. Ligera, te mueves, y ligeros, la arena y el mar se mueven.
Admiramos el orden de las cosas, el orden de las piedras, el orden de la claridad, el orden de las horas. Pero no esta sombra que desaparece, este elemento que duele, que desaparece.
Al atardecer, la nobleza ha abandonado el cielo. Todo se consume, aquí, en este fuego que se apaga.
Al atardecer. El mar ya no tiene luz y, como en los tiempos antiguos, podrías dormir en el mar.

2 thoughts on “Podrías dormir”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s